Artículos


Dra. Karen Viera Rodríguez @viera_ka

Comunicación en salud

Esta entrada pertenece a la serie “Alternativas para la comunicación en salud”. Puedes ver el resto aquí.


comunicacion1
Modelo de Comunicación tipo jacobsoniano con elementos y funciones. (Extraído Wikipedia)

¿Cuál es el secreto para ser un buen médico “twittero”?

El funcionamiento de las sociedades humanas es posible gracias a la COMUNICACIÓN, que se define habitualmente como «el intercambio de sentimientos, opiniones, o cualquier otro tipo de información mediante el habla, escritura u otro tipo de señales». De hecho el buen funcionamiento de la sociedad depende en gran medida de que este “intercambio de mensajes” sea óptimo.

Según modelos como el de Shannon y Weaver o el de Roman Jacobson, los elementos funcionales que deben darse para que se considere el acto de la comunicación son: Emisor, Receptor, Canal; Código, Mensaje, Contexto y Marco de referencia.

comunicacion2                  se deduce la importancia de la Comunicación como herramienta estratégica para incidir en la salud

Diversos estudios han demostrado que la comunicación en todos los niveles -masiva, comunitaria e interpersonal- juega un papel importante en la difusión de conocimientos, en la modificación o reforzamiento de conductas, valores y normas sociales y en el estímulo a procesos de cambio social que contribuyen al mejoramiento de la calidad de vida (1). Así mismo se deduce la importancia de la Comunicación como herramienta estratégica para incidir en la salud.

De acuerdo con un documento de la Organización Mundial de la Salud: Healthy People 2010, la comunicación en salud abarca el estudio y el uso de estrategias de comunicación para informar e influenciar decisiones individuales y comunitarias que mejoren la salud. Este tipo de comunicación es reconocida como un elemento necesario en los esfuerzos para mejorar la salud pública y personal. Asimismo, la comunicación en salud puede contribuir en todos los aspectos de la prevención de la enfermedad incluyendo la relación médico-paciente, la adherencia del individuo a las recomendaciones clínicas y regímenes terapéuticos, la construcción de mensajes y campañas de salud pública en conjunto con la diseminación de información concerniente a riesgos para los individuos y las poblaciones, o comunicación preventiva. En el aspecto de promoción es importante la exposición a los mensajes y la búsqueda por parte del individuo de información acerca de la salud, la utilización de imágenes de salud en los medios masivos de comunicación y la educación de los consumidores acerca de cómo ganar acceso a los sistemas de salud pública y de cuidado de la salud.

La teoría de la comunicación para la salud utiliza cuatro elementos clave del proceso de Comunicación: audiencia, mensaje, fuente y canal sumados a un fuerte componente de investigación y participación. Los programas efectivos de comunicación en salud identifican y dan prioridad a la segmentación de audiencias, entregan mensajes precisos basados en fuentes científicamente veraces y logran llegar a las audiencias a través de canales de comunicación (2).

En estos vínculos pueden consultar distintas campañas de sensibilización desarrolladas por SEMFYC y por el MINISTERIO DE SANIDAD DE ESPAÑA donde se detallan los componentes comunicativos de las mismas: vídeos, pósteres, concursos, etc.

CAMPAÑAS DE SENSIBILIZACIÓN SEMFYC
CAMPAÑAS DE SENSIBILIZACIÓN MINISTERIO SANIDAD ESPAÑA

Sobre las teorías de la comunicación se ha escrito muchísimo y es que se sustentan en factores estructurales, culturales, sociales y psicológicos que influencian la conducta y los diferentes determinantes que pueden generar cambios en los comportamientos. Estos determinantes varían enormemente de una población a otra, con lo cual es importante considerar la diversidad teórica en el desarrollo de la comunicación efectiva en salud.

Así como el marco teórico es amplísimo, existe una gran variedad de modelos y estrategias de comunicación en salud.

Modelos y Estrategias en Comunicación en Salud (1)

Mario Mosquera en su análisis “Salud: Conceptos, Teorías y Experiencias” define una serie de modelos y estrategias que nos pueden ayudar a la hora de diseñar alguna intervención o bien una campaña de comunicación en salud:

  • Difusión de Innovaciones: examina la utilización de agentes sociales como propiciadores de cambio y se enfoca sobre la influencia interpersonal en las decisiones individuales y la comprensión de las redes de comunicación. En esta teoría se identifica la importancia estratégica del papel de los líderes de opinión en el proceso de difusión y adopción de nuevas conductas.
  • Comunicación Macro-Intencional. Este modelo, parte de una convocatoria hecha por un productor social, orientada a re-editores sociales determinados, mediante redes de comunicación directa, apoyada en medios masivos y orientada a producir modificaciones en los campos de actuación de los re-editores en función de un propósito colectivo.
  • Comunicación para el Cambio Social describe un proceso donde el “diálogo de la comunidad” y la “acción colectiva” trabajan en conjunto para producir cambios sociales en una comunidad que mejoren el estado de salud y de bienestar de todos sus miembros.
  • Eduentretenimiento, Educación con Entretenimiento, estrategia desarrollada por Miguel Sabido en los años sesenta, basándose en la Teoría de Aprendizaje Social desarrollada por Albert Bandura, donde se describe que el comportamiento humano puede estar influenciado por el “modelamiento” que tiene lugar cuando la gente se identifica con alguien a quien admira para posteriormente intentar imitar a esa persona. Las radio y telenovelas de Eduentretenimiento usan esta característica humana para promover mensajes y valores localmente identificables, a través de personajes que se constituyen en modelos a seguir para la población.
  • El mercadeo social se basa en la idea que toda acción humana está basada en un intercambio.
    Asimismo, el mercadeo social se enfoca principalmente en la influencia de la conducta del individuo, mediante el énfasis de cuatro aspectos: el producto, el precio, el lugar y la promoción (Las cuatro P’s del Mercadeo Social).
  • Otro enfoque que utiliza los medios de comunicación como parte fundamental de su desarrollo es el periodismo cívico o periodismo público (Voces ciudadanas). Esta es una nueva modalidad para el tratamiento y la distribución de la información concerniente a comunicación en salud. Se trata de una estrategia que traspasa el periodismo tradicional y se involucra en la esfera de la deliberación pública, reconoce un modelo de democracia que se acerca más a la participación ciudadana.
  • I.E.C (Información, educación y comunicación). El IEC se dirige a orientar acciones de comunicación encaminadas a la prevención de la enfermedad y promoción de la salud. Pretende fortalecer la capacidad de individuos y comunidades de incidir efectivamente sobre su propio desarrollo. De este modo, el IEC se orienta a mejorar procesos locales que promuevan cambios en conocimientos, actitudes y prácticas en la población con relación a deberes y derechos ciudadanos en salud y el uso efectivo de mecanismos de participación y control social.
  • Movilización Social Convocación de voluntades para actuar en la búsqueda de un propósito común bajo una interpretación y un sentido compartidos. La movilización social a diferencia del Mercadeo Social no tiene como objeto al individuo sino a todos los sectores sociales para que la comunidad como un todo se movilice y apoye.
  • De otro lado, existen otras estrategias que basan su implementación en las tecnologías de comunicación, las cuales han cambiado de manera importante en el siglo XX . Internet ha adquirido una gran importancia en el intercambio de experiencias de salud pública y en particular en el campo de la comunicación para el desarrollo y la salud. Las TIC, en este aspecto, han contribuido a la expansión de servicios de diagnóstico y tratamiento, sobre todo para balancear las desigualdades existentes entre zonas urbanas y rurales y, servir como medio para difundir y prevenir enfermedades e infecciones.

No me gustaría terminar sin hacer una breve mención de la “comunicación médico-paciente”, sobre todo de las habilidades comunicacionales del médico en la entrevista clínica, de lo cual también se ha escrito mucho pero que me gustaría anotar al menos una definición y los resultados de una revisión reciente sobre el tema.

Moore y Gómez del Río (3) afirman que el éxito de cualquier entrevista clínica depende de la calidad de la comunicación médico-paciente. Asimismo, Moore y colaboradores (4) plantean que la comunicación efectiva se caracteriza por asegurar una interacción, en vez de una transmisión directa o simple entrega de información. Reduce la incertidumbre innecesaria, requiere planificación, demuestra dinamismo y sigue un modelo helicoidal (construir sentido en la interacción) más que lineal (transmitir y descifrar una información desde un determinado código).

Recientemente ha sido publicada en la Revista de Comunicación y Salud (5), una interesante revisión en la que se repasa la “comunicación en la relación médico-paciente” en la literatura científica entre 1990 y 2010. Sus principales conclusiones fueron:

  1. En la relación médico- paciente se destaca la correlación entre la calidad del proceso comunicativo, la satisfacción del usuario y el cumplimiento de los tratamientos.
  2. En la interacción médico-paciente la satisfacción del enfermo y la adherencia al tratamiento son fenómenos multidimensionales, en los que inciden múltiples cuestiones.
  3. Se halló un mayor riesgo de abandono al tratamiento en sistemas de salud con una atención centralizada, alta demanda, poco personal, demoras y atención menos personalizada.
  4. Altos niveles de adherencia se asociaron con modelos de comunicación que consideran las actitudes, creencias, preferencias de los pacientes y permiten un proceso de negociación con mayor acuerdo y comprensión.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Mosquera, M Ph.Den. (2003) Salud: Conceptos, Teorías y Experiencias. Documento comisionado por la Organización Panamericana de la Salud. Iniciativa de la Comunicación. 2003
  2. Alonso, S; Fuentes, J. et al. (2008). Como interpretar la comunicación no verbal. Actualizaciones. Formación Médica Continuada en Atención Primaria. Vol. 15, no 5, pp. 275
  3. Moore, P y Gómez del Río, G. (2007). Comunicarse Efectivamente en Medicina. ¿Cómo adquirir habilidades comunicacionales durante la carrera de medicina? Ars Médica, Revista de Estudios Médico Humanísticos. Vol. 15, no 15, pp. 171
  4. Moore, P.; Gómez, G.; Kurtz, S. y Vargas, A. (2010). La comunicación médico ¿Cuáles son las habilidades efectivas? Revista Médica de Chile. Vol. 138, pp. 1047
  5. Cófreces, Pedro; Ofman, Silvia y Stefani, Dorina (2014). La comunicación en la relación médico, Análisis de la literatura científica entre 1990 y 2010. Revista de Comunicación y Salud. Vol. 4, pp. 19
Valoración 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Necesitas ser un usuario registrado)
Loading ... Loading ...
Fecha de última modificación del artículo: 27/05/2015
, , , ,
Otros artículos del autor
Ir arriba

Este sitio web utiliza cookies analíticas de terceros. Si Vd. continúa navegando por el sitio web manifiesta consentir su instalación y uso. Para más información, pulse aquí
Aceptar