Artículos


Dra. Karen Viera Rodríguez @viera_ka

Herramientas para compartir y curar información. Content Curation

word-cloud-661057_1280

Esta entrada pertenece a la serie “Herramientas para compartir y curar información”. Puedes ver el resto aquí.

Tal como indica la infografía realizada por Qmee  en su análisis del 2014, el tráfico de datos e información en un minuto es sencillamente extraordinario. Cada día millones de personas publican contenidos de diversa índole en la red, algunos de excelente calidad,  otros regulares, malos o peores sin ningún tipo de control o filtro. ¿Cómo seleccionamos los contenidos que queremos leer o disfrutar? ¿Nos guiamos por la aparición en la primera página de búsqueda del gigante Google? ¿Prevenimos la Infoxicación (1) o exceso de información? ¿Sabemos gestionar de forma eficaz esa enorme cantidad de contenidos? La gestión del conocimiento necesitaba una herramienta y el “Content Curation” o según su traducción más popular al castellano: “Curación de Contenidos” (también llamada gestión o edición de contenidos) brinda una interesante alternativa.


meecom

El concepto de curación de contenidos comenzó a popularizarse en 2009 a raíz del “Manifesto for the content curator”, publicado por Rohit Bhargava en su blog “Influential Marketing” (2). En él, definía este término como “el acto de buscar, agrupar, organizar y compartir el mejor contenido y el más relevante de un determinado tema”, vaticinaba que el “content curator” sería una de las profesiones con más potencial de la Web 2.0.

De las etapas o procesos de curación de contenidos se pueden hallar en la web varios enfoques. Algunos entendidos en el tema hablan de 5 procesos fundamentales: encontrar, organizar, filtrar, dotar de valor y compartir la información. Curadores como Javier Guallar y Javier Leyva (3 y 4) los resumen en “Las 4 S”: Search (Búsqueda), Select (Selección), Sense making (Caracterización), Share (Difusión).Fig.2. Otra clasificación algo más detallada y descriptiva del proceso es la empleada por De Benito, B. et. al en su trabajo: “Agregación, filtrado y curación para la actualización docente” que a su vez resulta de una adaptación que elaboró el DCC (Digital Curation Centre) (Higgins, S 2008)

Fig.3  (5 y 6)


fig2
Fig.2 Métodos Guallar y Leyva


fig3

Fig. 3. El modelo del ciclo de vida de la curación. Fuente: De benito, B. et. al Adaptado de Higgins (2008).

Modelo del ciclo de vida de la curación adaptado por D Benito, B et al. (5 y 6)

  1. Conceptualización: se realiza la planificación de la curación.
  2. Creación y recepción: se incluye la creación de los metadatos y la estructura y se establecen fuentes para la obtención de información en función de aquellos.
  3. Valoración y selección: se evalúa la información recogida y se selecciona la que se quiere preservar a largo plazo.
  4. Conversión: se transfieren los datos a un lugar como un repositorio o archivo.
  5. Preservación: se asegura la conservación de la información tal como se obtuvo limpiando, validando y asignando metadatos de preservación.
  6. Almacenamiento: se trata de guardar la información siguiendo los estándares establecidos para esos efectos.
  7. Acceso, uso y reuso: se asegura la accesibilidad posterior de la información.
  8. Transformación: creación de información nueva a partir de la original. Esta transformación se puede hacer de diferentes formas, planteadas en los modelos propuestos por Bhargava (2011)

Existen 5 modelos planteados por Bhargava desde el inicio de la conceptualización de la curación de contenidos que se mantienen vigentes en la actualidad. Estas técnicas o modelos son las siguientes (7):

Modelos de curación de contenidos

  • Agregación — Acto de reunir la información más relevante sobre un tema específico en una misma localización.
  • Destilación — Forma de realizar la curación en un formato más simple, donde sólo las ideas más importantes o relevantes son compartidas.
  • Elevación — Forma de curación con la misión de identificar tendencias en pequeñas porciones de información compartidas online (similar a los tweets).
  • Mashup — Mezcla de contenidos curados para crear un nuevo punto de vista.
  • Cronología — Forma de curación que reúne información histórica organizada sobre la base de tiempo para mostrar la evolución en la percepción de un tema en particular.

HERRAMIENTAS PARA REALIZAR LAS TAREAS DE CURACIÓN DE CONTENIDOS:

No resulta tarea sencilla encontrar documentación sobre una clasificación que abarque los tipos de herramientas que existen para curar contenidos y su relación con las fases del proceso de curación. Muchas de las herramientas disponibles engloban una o varias fases y cada curador las maneja indistintamente para una fase u otra según sus preferencias. Al parecer no hay fórmulas únicas, cada curador adapta o flexibiliza las etapas de curación y usa las herramientas que para ello le resulten más cómodas o convenientes dentro de su especialidad o sector.

No obstante se puede encontrar alguna clasificación interesante que ayuda a dilucidar con mayor claridad el inmenso mundo de las herramientas para curar contenidos.

Clasificación de herramientas en el proceso de curación. (de “De Benito”) (5)

  • Marcadores sociales: Las herramientas para trabajar con marcadores nos permiten disponer de manera individual o colectiva de una o varias colecciones de enlaces web de aquella información que nos interese y además permite la categorización a través de tags. Existen múltiples servicios que permiten estas funciones como es el caso de Delicious o Diigo. Hay un grupo de herramientas que posee las mismas funcionalidades pero está más enfocado a tareas científicas, docentes o investigadoras, pues se especializa en gestionar citas bibliográficas; entre estas podemos mencionar CiteUlike, Mendeley ó Zotero.
  • Disparadores o workflows: Se trata de herramientas que automatizan procesos y por tanto ayudan a ahorrar tiempo. Una de estas herramientas es If This Then That (IFTTT) a través de un mecanismo denominado “recetas”. por ejemplo, una receta puede consistir en que cada vez que se actualice a través de un RSS el contenido de un blog que te interesa mucho llegue automáticamente a tu Evernote, o que los tweets que marcas como favoritos se guarden automáticamente en Dropbox.
  • Herramientas RSS: Se trata de herramientas que permiten descargar archivos, documentos, periódicos, post, etc cada vez que se actualizan desde aquellos sitios web (por ejemplo, periódicos online o blogs) a los que estemos subscritos. Existen muchos lectores de RSS pero quizá uno de los más conocidos sea Google Reader (desaparecido en 2013), Feedly; Netvibes, Pulse, Flipboard.
  • Creación de periódicos: Son herramientas similares a los agregadores de contenido en función de su configuración pero suelen disponer de mecanismos automáticos para la recolección de contenidos concretos, como tweets. Es el caso de Paper.li o The Tweeted Times.
  • Agregadores de contenido: Se trata de herramientas para combinar información relevante en torno a determinado tópico, tema de interés personal o colectivo y permiten compartirla de manera pública y abierta a todos los que puedan estar  interesados. Scoop.it o Storify serían herramientas de este tipo.
  • Líneas de tiempo: Son herramientas que nos permiten filtrar información que nos interese sobre algún tema o aspecto de manera visual y cronológica. Un ejemplo de esta herramienta es Dipity.

Además de las herramientas incluidas en la clasificación anterior hay otras muchas disponibles. Éstas son algunas de ellas:

PINTEREST: uno de los sitios con más tráfico en EEUU y en el mundo, una red social vertical mixta, en la que se pueden encontrar, compartir, filtrar y organizar imágenes y vídeos lo que, por tanto, permite que practiquemos el content curation o gestión de contenidos.

REDUX: Funciona como una red social de vídeos como Youtube o Vimeo pero con los canales muy bien definidos, donde se puede encontrar decenas de categorías de vídeos clasificados extraordinariamente, creados o compartidos en internet o en nuestra propia red.

STORYFUL: funciona de manera parecida a Storify (almacena la información de redes sociales, imágenes, vídeos, etc de forma cronológica) solo que cambia el modo en que muestra los  contenidos.

BUNDLR: Su interfaz recuerda a Pinterest, se pueden trabajar publicaciones, vídeos, imágenes, textos, etc.

ETCETER: Esta nueva herramienta, consiste en ir creando píldoras con el contenido que queramos, clasificadas en cinco grandes grupos: Conocimientos, Lugares, Personas, Productos y Planes. Los contenidos se pueden publicar directamente en Google Plus, Facebook y Twitter.

NEWSPIN: o también llamado Kurat permite agregar contenido de cualquier página fácilmente mediante un Bookmarklet que nos recuerda mucho a la manera de pinnear contenido en Pinterest.

QUORA: Consiste básicamente en una red social de preguntas y respuestas, al estilo Yahoo Answer pero mejorado, puesto que se ha construido un sistema bastante eficaz que evita que haya preguntas duplicadas y mantiene la calidad de los contenidos, muy útil para investigar sobre cualquier tema, lo malo es que casi todas las preguntas formuladas están en inglés.

Comparativa entre INSTAPAPER, POCKET y READABILITY: Este enlace conduce a una comparativa (en inglés) de las características principales de tres herramientas más que facilitan la gestión de contenidos.

¿Prácticas la curación de contenidos? ¿Qué herramienta o herramientas usas?

 

BIBLIOGRAFÍA

Valoración 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Necesitas ser un usuario registrado)
Loading ... Loading ...
Fecha de última modificación del artículo: 10/12/2015
,
Otros artículos del autor
Ir arriba

Este sitio web utiliza cookies analíticas de terceros. Si Vd. continúa navegando por el sitio web manifiesta consentir su instalación y uso. Para más información, pulse aquí
Aceptar