Artículos


Dr. Joaquín Casado Pardo @drquini

Uso de las redes sociales para el médico de familia

Internet

Esta entrada pertenece a la serie “Las redes sociales en Medicina de familia”. Puedes ver el resto aquí.

El uso de las redes sociales por parte del médico de familia no tiene un fin en sí mismo sino que se utiliza como medio para tener una presencia profesional digital y darse a conocer tanto a otros profesionales sanitarios como a los pacientes, a la vez que se colabora con ellos.


Se trata de herramientas que deberían ser conocidas por el médico de familia, puesto que cada vez tendremos mayor necesidad de establecer comunicación a través de ellas, ya que aportan una serie de ventajas (1):

  • Pueden ser utilizadas como complemento para funciones sanitarias no asistenciales como por ejemplo la formación continuada, la docencia y la investigación.
  • Se convierten en herramientas muy potentes a la hora de difundir mensajes de salud (por ejemplo a través de redes sociales como Twitter) o para realizar actividades de Educación para la Salud ya que su carácter participativo permite la creación de grupos virtuales de salud comunitaria. Por ejemplo: mediante las páginas o grupos de Facebook en la relación médico – paciente o, a través de los grupos de discusión de LinkedIn entre profesionales sanitarios.
  • El uso adecuado de las redes sociales favorece que el paciente esté bien informado, permitiéndoles ser más autónomos en las decisiones que tomen acerca de su salud. De ese uso adecuado de las redes sociales en parte es responsable el médico de familia, quien, en ocasiones, ha de guiar al paciente hacia sitios web reconocidos por dar información que parte de otros profesionales sanitarios, a partir de los cuales el paciente pueda acceder a la información médica más veraz posible.

Lógicamente, en las redes sociales se deben mantener una serie de requisitos de seguridad y confidencialidad en la comunicación de temas de salud y en la exposición pública de la intimidad.

Redes sociales como medio de comunicación entre médicos de familia y otros profesionales sanitarios

La comunicación entre los médicos de familia entre sí como entre médicos de familia y otros profesionales sanitarios (especialistas hospitalarios, enfermería, fisioterapia, etc.) es muy importante porque potencia el trabajo colaborativo (proyectos de investigación, comunicaciones, estudios, experiencias, etc.)

Esta comunicación aparte de física, real o presencial también puede desarrollarse de forma digital a través de las redes sociales on line presentando dos ventajas con respecto a las redes off line (2):

  1. En una red socia real el médico de familia se puede relacionar de manera directa con otros profesionales sanitarios que tenga cerca de su entorno pero, cuanto más alejados se hallen estos profesionales más difícil será la relación. A través de las redes sociales digitales, el médico de familia se puede poner en contacto con profesionales sanitarios de cualquier parte del mundo.
  2. Para realizar intercambios de información, los miembros de una red social real han de reunirse en un determinado lugar. En muchas ocasiones, a estas reuniones no asisten la totalidad de los miembros por diversos motivos y, a posteriori, será difícil extrapolar de manera cien por cien fidedigna lo que se ha discutido en la reunión. Mediante las redes sociales digitales, las reuniones se pueden realizar a través del ordenador personal de cada profesional sanitario que se podrá conectar en directo para participar en la reunión o en diferido, si ésta ha sido grabada, para saber de qué se ha hablado.


A parte de las redes sociales que el médico de familia puede utilizar como medio de colaboración con otros profesionales de la salud, como por ejemplo: LinkedIn (en un contexto más profesional a través de los grupos de discusión), Google+ (a través de sus herramientas de Círculos colaborativos y los webinar  en directo denominados Hangout) y Facebook (que, a pesar de tener un entorno más personal se pueden utilizar sus opciones de páginas, grupos o eventos para un desarrollo más colaborativo) (3), el médico de familia también posee una serie de herramientas “en la nube” (4) para el desarrollo de proyectos colaborativos como por ejemplo Google Drive.

La marca personal del médico de familia

Además de para establecer una comunicación con otros profesionales del sector de la salud para el intercambio de información y el trabajo colaborativo, las redes sociales se pueden utilizar como un medio para potenciar en Internet la marca personal del médico de familia.


Pero, ¿Qué es la marca personal? (5) Se trata de la imagen que mostramos a los demás, nuestra carta de presentación. En el mundo real está imagen se puede modificar dependiendo del contexto, es decir, ni nos vestimos igual, ni hablamos igual, ni siquiera actuamos igual si estamos entre familia, amigos o compañeros de trabajo.


En el mundo digital, queramos o no, estamos presentes. El anonimato digital (5) es prácticamente imposible: documentos oficiales, perfiles en redes sociales, referencias por terceras personas, etc.

Por tanto hay que saber qué imagen personal / profesional, qué marca personal (entendida también como desarrollo personal / profesional (5)) queremos mostrar en la red. Sí, no sólo desde un punto de vista personal, sino también profesional en tanto en cuanto nuestra propia marca nos sirva como una potente herramienta en la búsqueda de trabajo o en la participación de trabajos colaborativos (estudios de investigación, publicación de artículos o libros, etc.).

A parte de las diferentes redes sociales a través de las cuales el médico de familia puede potenciar su marca personal: Twitter, Facebook, LinKedIn, Google+, etc. Ésta también se puede ver reforzada, ante otros profesionales sanitarios o ante los pacientes, mediante un blog personal.

Un blog o bitácora (6) es un espacio donde su autor (en este caso el médico de familia) escribe opiniones, conocimiento, vivencias y otro tipo de información que puede ser útil tanto al paciente como a otros profesionales ya sea para mantenerse informados o buscar información interesante que les pueda ayudar.

Esta información se escribe a través de entradas cortas, que pueden ser escritas a través de un vocabulario más técnico, si el blog está dirigido a personal sanitario, o con un lenguaje más fácil de entender si se trata de un blog dirigido a pacientes o a la población en general.

Normalmente estas entradas suelen ser periódicas y suelen estar escritas en un tono más personal.

Además de dar opiniones personales el médico de familia a través del blog, permite la comunicación bidireccional, es decir, promueve la comunicación entre el autor y los lectores o entre los lectores, ya sean otros autores de bitácoras, profesionales de la salud o no, o lectores anónimos de la ciudadanía, pacientes o no.

Actualmente nuestra blogosfera sanitaria española (6) está llena de interesantes blogs de salud; de diversa autoría: personal sanitario (importante la blogosfera generada desde Atención Primaria), pacientes (particulares o asociaciones de pacientes) u otros profesionales que, aun no siendo personal sanitario, orientan sus blogs hacia temas de salud; de diferente temática, etc.

De entre todos ellos podemos dar algunos ejemplos (6) (perdón por aquellos que me dejo fuera del tintero): Salud con Cosas, de Miguel Ángel Mañez; El Blog del Grupo de Nuevas Tecnologías, Comunicación y Social Media de la Sociedad Madrileña de Medicina de Familia y Comunitaria (SoMaMFyC), escrito por susodicho grupo; El Gerente De Mediado, de Sergio Minué; Docencia Calvià, escrito por los profesionales sanitarios del Centro de Salud Calvià (en Mallorca); EspidiDoctor – Aprende a ser un médico 2.0, escrito por diversos autores, entre los que nos encontramos al Grupo de Nuevas Tecnologías, Comunicación y Social Media de la SoMaMFyC; El Supositorio, de Vicente Baos; y Tu Lupus es Mi Lupus, de Nuria Zuñiga.

Redes sociales como medio de comunicación entre la relación médico de familia – paciente.

Tal y como empezábamos este artículo, decíamos que las redes sociales son herramientas utilizadas tanto en la comunicación sanitaria entre profesionales como en la relación médico – paciente.


Las redes sociales suponen una posibilidad de mejora de la salud de la población y de optimización del trabajo (7) que lleva a cabo el médico de familia con sus pacientes en su consulta diaria.

A través de las redes sociales el médico de familia puede mejorar la interacción y la comunicación con sus pacientes; y conseguir otra vía de difusión de información sobre salud hacia ellos fuera de la consulta (por ejemplo a través de Twitter).

¿Qué ventajas aporta a los pacientes el encuentro terapéutico digital? (7)

  • Mayor seguridad y confianza en la búsqueda de información sobre salud dirigida en parte por el médico de familia.
  • Confianza en la implementación de las redes sociales si se hace para obtener una mejora en la salud.
  • Buen recibimiento en la utilización de aplicaciones de teleasistencia.
  • Confianza en sitios web de instituciones sanitarias públicas.

Pero también tiene sus desventajas:

  • La denominada brecha digital se hace más patente en aquellos pacientes con más problemas de salud puesto que son ellos los que tienen peor acceso y alfabetización digital.
  • Falta de fiabilidad por parte de los pacientes de la información sobre salud consultada en Internet. Esta falta de fiabilidad se puede mejorar si el médico de familia guía a sus pacientes hacia sitios o plataformas web dirigidas por personal sanitario reconocido.
  • Puede haber una mala interpretación de la información que se consulta en la red por parte del paciente.
  • Puede haber acceso a la red pero que la alfabetización digital sea deficiente.
  • Muchos pacientes “no emponderados” prefieren que sea el médico de familia el responsable de las decisiones sobre su salud.

¿Y para el médico de familia?, ¿supone ventajas este encuentro digital? La respuesta es sí:

  • Mayor accesibilidad a información y conocimiento.
  • Mejora e implementa la comunicación con el paciente a través de otros canales fuera de la consulta.
  • Percibe que el paciente mejor informado, “paciente emponderado”, es fundamental para mejorar la relación terapéutica.

E igualmente cuenta con desventajas:

  • En muchos casos no hay acceso a Internet en las consultas.
  • Falta de fiabilidad de la información que tanto ellos como sus pacientes puedan consultar en Internet.
  • En algunos casos se aprecia como una alteración de la relación tradicional entre el médico y el paciente y se percibe al paciente emponderado como un desafío a nuestro propio saber técnico.
  • El poco tiempo de consulta dificulta la coparticipación en la toma de decisiones.

El encuentro digital entre el médico de familia y el paciente tiene una serie de características (7):

  • La proactividad actual que se produce en la creación, lectura y comunicación sobre temas relacionados con la salud, sobre el sistema sanitario y la participación comunitarias en actividades de Educación para la salud.
  • La información de las bases de datos poblaciones o de bases de datos autodeclaradas por pacientes favorece la investigación y el conocimiento.
  • Se generan espacios de comunicación on line entre el médico de familia y los pacientes y entre los pacientes entre sí. La regulación de estos espacios puede ser llevada a cabo por instituciones públicas, los propios creadores de estos espacios o por entidades corporativas con ánimo de lucro.
  • La información publicada en la redes sociales directa o indirectamente podría utilizarse como sistemas de notificación de malestares, problemas de salud o de ideas para mejorar esos problemas de salud de la comunidad.
  • Los pacientes recibirán de forma adecuada la utilización de las redes sociales por parte del médico de familia.
  • Las redes sociales pueden ser canales para una abogacía sobre temas de salud: defensa del sistema sanitario público, defensa de entornos saludables, elaboración de propuestas ciudadanas o movilización social y participación ciudadana.

Por parte del paciente también es necesario que siga una serie de normas a la hora de buscar información sobre salud en las redes sociales (7):

  • Revisar la información que encuentre en la red social, ya sea con la ayuda de otros pacientes o profesiones sanitarios.
  • Si el paciente sufre una enfermedad crónica o grave puede considerar la opción de unirse a grupos de apoyo online (principalmente, asociaciones digitales de pacientes), donde expresar sus inquietudes, preocupaciones, experiencias, basándose en la confianza y el interés mutuo.
  • Utilizar las redes sociales para obtener referencias de los médicos que necesita o para complementar las consultas al médico; eso sí, nunca reemplazarlas. También puede utilizar las redes sociales para evaluar la información que recibe del médico.
  • Decir al médico de familia lo que ha encontrado en las redes sociales es importante para constrastarlo entre ambos y obtener la información sobre salud más fiable. Igualmente, dejar que su médico de familia conozca sus búsquedas sobre temas de salud y valore la utilidad que puedan tener éstas en sus cuidados.
  • Tenga en cuenta que algunos médicos de familia no están muy dispuestos a convertirse en “amigos de las redes sociales”. Trate de entenderlos.

El desarrollo de las redes sociales ha generado un nuevo entorno para la divulgación de información sobre salud y el encuentro entre profesionales sanitarios y entre el médico de familia y sus pacientes. Este nuevo entorno está lleno de oportunidades para trabajar en el ámbito de la salud.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Benedicto Subirá, Clara; Ávila de Tomás, José Francisco. Facebook, LinkedIn, Twitter y aplicaciones de participación de profesionales en la Web 2.0. AMF. Noviembre 2013;9(10):548-552.
  2. Herramientas en Internet para médicos – Módulo 1. Bases de la Red 2.0 – 2. Redes sociales – Generalidades y aplicaciones al mundo sanitario. [Internet]. Espididoctor. Aprende a ser un médico 2.0. [Citado el 1 de septiembre de 2015]. Recuperado a partir de: http://www.espididoctor.com/curso-herramientas/?curso=herramientas-para-medicos&modulo=bases-de-la-red-2-0&unidad=redes-sociales&tema=generalidades-mundo-sanitario
  3. Herramientas en Internet para médicos – Módulo 1. Bases de la Red 2.0 – 2. Redes sociales – Redes sociales de personas y salud. [Internet]. Espididoctor. Aprende a ser un médico 2.0. [Citado el 1 de septiembre de 2015]. Recuperado a partir de: http://www.espididoctor.com/curso-herramientas/?curso=herramientas-para-medicos&modulo=bases-de-la-red-2-0&unidad=redes-sociales&tema=redes-personas-salud
  4. Pérez Solis, David. Herramientas << en la nube >> para el desarrollo de proyectos colaborativos: desde el planteamiento inicial a la publicación de resultados. AMF. Noviembre 2013;9(10):553-558.
  5. Herramientas en Internet para médicos – Módulo 2. Aplicación de las herramientas 2.0 en Medicina – 5. Herramientas digitales y marca personal para profesionales sanitarios – Introducción. [Internet]. Espididoctor. Aprende a ser un médico 2.0. [Citado el 1 de septiembre de 2015]. Recuperado a partir de: http://www.espididoctor.com/curso-herramientas/?curso=herramientas-para-medicos&modulo=aplicacion-de-las-herramientas&unidad=marca-personal
  6. Oliva Fanlo, Bernardino; Cofiño Fernández, Rafael. La blogosfera sanitaria: yo blogueo, tú blogueas, ella bloguea. AMF. Noviembre 2013;9(10):565-571.
  7. Cofiño Fernández, Rafael; Carles March, Joan. Ciudadanía, pacientes y profesionales conectados. AMF. Noviembre 2013;9(10):572-578.
Valoración 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Necesitas ser un usuario registrado)
Loading ... Loading ...
Fecha de última modificación del artículo: 05/11/2015
, , ,
Otros artículos del autor
Ir arriba

Este sitio web utiliza cookies analíticas de terceros. Si Vd. continúa navegando por el sitio web manifiesta consentir su instalación y uso. Para más información, pulse aquí
Aceptar